Solo hoy: 20% de Descuento directo en Toda la Web

El aroma de la canela ya se puede sentir en el aire. El imaginario de los niños se aviva en un torbellino de emociones, fantasías y expectativas. Esta época representa el máximo exponente de la infancia. La diversión, el intercambio, la familia y los amigos cobran su auténtico significado y hacen estas vivencias eternas en la memoria de los más pequeños y en los álbumes de fotos que, año tras año, se acumulan en los estantes de casa o en los móviles de los padres.

Hablar de esta época es hablar de amistad, de celebración y de canciones que no paran de sonar. De instrumentos tintineantes que reconfortan el espíritu y se suman a una atmósfera festiva.

Y en esta atmósfera organizamos una fiesta de fin de año para nuestra pandilla favorita: Kiki, Maria, Carminho, Francisca, Mateus, Henrique y Gonçalinho. Con música, trineos y una mesa repleta de delicias para quitar el sentido, llevamos todo para un templete de ensueño. ¿El principal mensaje? ¡Nunca dejes de celebrar!